Galicia mariñeira: El viaje a Costa da Morte

Con motivo de la campaña Come o Mar que los 7 grupos de Acción Costeira gallega promocionan cada año durante el mes de junio, nos desplazamos  hasta A Costa da Morte para conocer y participar en algunas de las muchas actividades de turismo mariñeiro y gastronómico que  bajo la marca paraguas Come o Mar se ofertan.

Faro de Fisterra, Costa da Morte

Comenzamos nuestra etapa donde tantos otros visitantes ponen punto y final a su viaje, Fisterra. Muchas son las leyendas y el misticismo que acompañan a este lugar tan especial donde finalizan las peregrinaciones Xacobeas. Es curioso ver como un lugar tan pequeño acoge a un gran número de visitantes de distintas nacionalidades, que viajan hasta allí para cumplir promesas, conseguir sueños, perseguir ideales o simplemente para poder contemplar una puesta de sol sobre la inmensidad del Atlántico.

Fisterra fue también “el lugar” elegido para realizar nuestra primera inmersión bajo las tranquilas y cristalinas aguas de una playa de su entorno. Alicia, de Buceo Finisterre, se encargó con paciencia y mano izquierda de iniciarnos en la laboriosa labor de introducirnos en un neopreno y colgarnos a las espaldas la pesada botella de oxígeno. Toda una experiencia, que como bien decía Alicia es importante probarla al menos una vez en la vida.

Bautismo con Buceo Finisterre, Costa da Morte

 

Como el deporte y el mar abren el apetito, nos dirigimos nada más rematar la actividad y después de una reparadora ducha caliente, a  probar uno de los menús mariñeiros “Come o Mar” en el restaurante O Centolo, para dirigirnos después a pie hasta el Faro de Fisterra, donde Francisco Lijó, el farero, nos permitió inmiscuirnos en las entrañas del mismo, y pudimos también, por vez primera,  sentirnos fareras y deleitarnos con las espectaculares vistas y la brisa marina que nos regalaba el atardecer.

Faro de Fisterra, Costa da Morte

De Fisterra nos trasladamos a Laxe, al Hotel Playa de Laxe, donde nada más llegar fuimos estupendamente recibidas por José Manuel Pato, Presidente de laGran Orden Gastronómica da Costa da Morte y Tania Carreira reconocida bloguera de la Costa da MorteNadie como ellos para ejercer de embajadores de este bonito lugar y  mostrarnos sus mejores rincones y restaurantes donde disfrutar de la mejor gastronomía marinera elaborada exclusivamente con productos locales.

Sardiñada en Laxe, noche de San Juan, Costa da Morte

Al día siguiente y con las energías renovadas después de una divertida noche deSan Juan, pusimos rumbo a Camelle para conocer el Museo del Alemán y los restos de lo que fue su vivienda durante varios años. Nada nos hizo sentir mejor que dedicarle a este hombre, un trocito de nuestro viaje y guardarle para siempre un espacio en nuestra memoria.

Museo del Alemán, Camelle, Costa da Morte

De allí nos dirigimos a Camariñas para visitar el Faro de Cabo Vilán y su museoconvertido en el Centro de Interpretación de los Naufragios, Faros y Señales Marítimas. Piezas reales, paneles informativos y proyecciones audiovisuales ayudarán a completar la historia del mar y su vinculación con las poblaciones costeras de la zona.

Faro de Cabo Vilan, Camariñas, Costa da Morte

Continuamos ruta hasta a Muxía para conocer el Santuario de la Virgen de la Barca, que actualmente está siendo reformado después de sufrir daños por los temporales del invierno pasado y el incendio que provocó un rayo. Allí quisimos ver los últimos secaderos de congrio de Europauna actividad compleja que se remonta al siglo XV y que hoy en día sigue realizándose para ser exportado a Aragón.

Secadero de Congrio en Muxía, Costa da Morte

El restaurante Playa de Quenxe en Corcubión, fue el elegido para saborear uno de los menús mariñeiros especiales para la campaña. Allí, con vistas al mar disfrutamos de la mejor gastronomía local, excelentemente presentada.

Pastel de Jurel, Restaurante Playa de Quenxe, Corcubión

Navajas en vinagreta, Restaurante Playa de Quenxe, Corcubión

Pusimo punto y final a nuestra ruta por Costa da Morte en el municipio deDumbría, donde visitamos las Cascadas do Ézaro a los pies del Monte Pindo.Un lugar con múltiples historias a sus espaldas, mítico, de gran belleza natural, donde se ubicó la central hidroeléctrica de O Pindo. Hace ya 6 años que sus instalaciones se cedieron, dando lugar al Centro de Interpretación de la Electricidad del Ézaro.

Cascadas do Ézaro, Pindo, Costa da Morte

El mar, su gastronomía y las actividades turísticas relacionadas con él, pretenden con esta promoción,  servir de plataforma para difundir y dinamizar la actividad turística de las villas marineras gallegas, lo que  ayudará sin duda a la desestacionalización de la demanda turística, tan concentrada en nuestra región durante los meses estivales.

Si te apetece realizar un viaje como este te lo organizamos, pídenos presupuesto.

Siguenos twitter para estar al tanto de las últimas novedades.

Anuncios