Creta, la isla para recorrer a pie y disfrutar de su sabrosa gastronomía

Mayo es quizás uno de los mejores meses para realizar una escapada a la isla deCreta. Aunque el sol pega ya fuerte durante el día, las noches son frescas y las hordas de turistas con ansias de playa no han llegado todavía a su apogeo.

Es en mayo, cuando las flores brotan en casi cualquier rincón de la isla, incluso en los parajes más áridos del sur, embriagando con su color y aroma a cualquiera con cierta sensibilidad visual y olfativa.

Balcones de Chania, Creta

Es posible recorrer la isla a pie, pero ojo, sin subestimarla, ya que es casi tan grande como Andalucía. Dispone de senderos bien señalizados que harán que los amantes del trekking disfruten de la isla subiendo o bajando impresionantes gargantas  como las de Samaria.

Garganta de Samaria, Creta

 

Desde Chania (Janiá, así lo pronuncian los griegos) salen dos autobuses diarios temprano en la mañana, que en aproximadamente 1 hora te acercan a la entrada de la garaganta. Las fuentes y los lugares con sombras son abundantes, por lo que bajándola con calma se hace bastante llevadera. La caminata finalizada enOrmos, tendrás tiempo a darte un baño en su playa antes de que zarpe el barco hacia Sougia o Chora, donde esperan los autobuses de regreso a Chania. Necesitará s todo un día para realizar esta excursión, pero vale realmente la pena.

Pueblos accesibles sólo en barco, Creta

 Uno de los pueblos que más nos sorprendió fue Loutro, al igual que Ormos, sólo es accesible por barco,  es sin duda uno de los pueblos más pintorescos de Creta.  Refleja además a la perfección la bien conservada arquitectura isleña con sus casas bajas pintadas de azul y blanco.

Garganta de Samaria, Creta

Otra interesante opción que recomendamos es realizar un trekking costero de unas 6 horas, por la senda que recorre el lítoral desde Loutro a Ormos. Nosotros lo hicimos y nos gustó muchísimo, ya que descubrimos paisajes asombrosos, playas solitarias de aguas cristalinas en las que parar para disfrutar de un merecido baño, y alguna que otra taberna aislada donde probar un excelente cordero, conejo, pescado fresco o los sabrosísimos vegetales de la isla en compañía de una cerveza griega bien fresquita. Parada obligatoria para cervecita, picoteo y baño en Agios Paulos, allí está el chiringo/taberna de George.

Loutro, Creta

Otra caminata más corta, pero igualmente interesante es la que va de Sougia aLisos, allí podrás disfrutar contemplando los restos de una antigua ciudad griega.

Playa de Balos, Creta

 Imposible perderse las populares playas de Balos y Sfinari, la primera tiene un difícil acceso en coche por una camino de varios kilómetros sin asfaltar, pero eso parece no ser un inconveniente, ya que son muchos los conductores que la visitan a diario, claro que la mayoría son coches de alquiler. Sfinari es conocida por su peculiar y  llamativa arena rosada.

Playa de Sfinari, Playa Rosa, Creta

 Comer mal en la isla es prácticamente imposible, pues sus frutas, verduras, quesos y carnes tienen una fama bien merecida. Las tabernas y lugares donde dormir proliferan por todo la isla, sus propietarios intentan llamar la atención de los conductores con fotos de la comida casera más tradicional, que por cierto, se ofrece en los sitios más recónditos y a cualquier hoara. Las pizzas son una opción estupenda cuando uno se cansa de tanta “Tradicional Kitchen”, las saben preparar muy bien y están deliciosas, quizás por su cercanía con Italia.

Spanakopita, pastel griego de espinacas y queso feta

 La gastronomía más destacable lo encontramos en:

– Milia Mountain Retreat en Vlatos Kissamos, un bonito alojamiento rural escondido en el interior de una montaña, entre olivos, higueras y castaños, con un restaurante donde probar unas deliciosas carnes acompañadas de los típicosvegetales griegos, como calabacín, tomates, pimientos, berenjenas, que ellos mismos cultivan.

Restaurante de Milia Mountain, Creta

 –To Stachi el vegetariano por excelencia de Chania, su cocinero, seguidor de la tendencia Slow food, elabora una comida sabrosa con vegetales ecológicos. Lo mejor es dejarse recomendar por él, ya que cada día tiene una especialidad distinta. Remata el menú con una de las delicias cretense que más nos sorprendió, un kalitsounia. El Kalitsounia es una especie de empanadilla templada de queso, empapada en miel y recubierta de sésamo, puede ser rellena con otros ingredientes. Del To Stachi recomendamos además sus flores de calabacín y su también popular dolmadakia, hojas de parra rellenas de arroz.

Dolmades, hojas de parra rellena y Flores de Calabación rellenas

 -Es interesante una visita al mercado de Chania, allí hay también tabernas donde poder degustar la comida del mercado, además de otras especialidades griegas del mar como el arengue ahumado y las sardinas en salazón. En verano el mercado está abierto algunos días hasta las 6 de la tarde, todos los días excepto los domingos.

IMG_6483

 Las tabernas y restaurantes en Grecia no cierran nunca, lo que permite recorrer el país sin prisas y sencillamente comer cuando uno tiene hambre, dada la cantidad de visitantes extranjeros que tiene la isla, es normal que a cualquier hora te encuentres gente comiendo.

Sardinas en Salazón

 Chania es por supuesto la gran urbe que aglutina todo el encanto de una pequeña urbe isleña griega, pero también la más saturada de turistas.Nosotros preferimos buscar pueblos más tranquilos que nos permitieron vivir una experiencia más idílica, teniendo en cuenta que dada la extensión de la isla en una semana sólo recorrimos la parte oeste de la isla.

Puerto de Chania, Creta

 En este enlace podrás encontrar más información sobre otros destinos de Grecia. Si te apetece realizar un viaje como éste, no dudes en contactar con nosotros, lo gestionaremos a través de una agencia colaboradora.

Síguenos en twitter para estar al tanto de nuestros novedades turísticas y gastronómicas.

Anuncios