Sendero costero por Cangas

Y seguimos con la segunda de nuestras propuestas para conocer Cangas un poquito mejor, despacito, sin prisas, paso a paso, y para ello nada mejor que después de habernos ido de tapas, empezar una pequeña marcha.

2. PROPUESTA: SENDERO COSTERO

Dirigete una vez más a la estación marítima de Cangas, continúa hasta pasar la gasolinera y gira a la izquierda en el siguiente cruce, ya estás dentro del espacio donde se ubicó el complejo conservero-ballenero de Massó, un lugar muy abandonado en la actualidad, pero no por ello exento de interés, ya que forma parte de un entorno natural de gran belleza, con 4 playas que merecen ser conocidas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La fábrica de Massó en Cangas, fue una conservera emblemática para la zona del Morrazo, considerada la más moderna y grande de Europa, su actividad comenzó en el año 1941 cerrando finalmente sus puertas en 1995, lo que supuso una tragedia para la zona, ya que llegó a emplear a más de 1.000 personas, en su mayoría mujeres. Massó fue pionera en utilizar la electricidad en sus procesos productivos y también en instalar una línea telefónica privada entre fábricas y almacenes, quién lo diría ahora, con su desolador aspecto.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Otro edificio ya muy deteriorado que te llamará la atención, es la antigua ballenera, hoy sumida también en el más profundo abandono, sin embargo, supongo que para todos los que conocimos su época de esplendor, sigue manteniendo el atractivo recuerdo de su activo pasado.

La última playa es la de Area Milla, al final de la misma puedes optar por seguir caminando por un pequeño sendero de tierra hasta llegar a un túnel bastante oscuro, si eres lo suficientemente osado y aventurero te animamos a continuar, pero si por el contrario prefieres evitar esta tenebrosa parte de la aventura, te recomendamos bordearlo accediendo por un camino asfaltado situado a mano derecha, situado a mano derecha, un poco antes del inicio del túnel. Nosotros hemos recorrido este oscuro lugar en numerosas ocasiones y nunca nos hemos topado con nada extraño digno de mención….Pasado el túnel te espera una impresionante senda que te guiará hasta la espectacular playa de Liméns, una ruta empapada de mar, que en ocasiones permite que sus senderistas se maravillen con los delfines que con sus saltos dan vida a la Ría de Vigo.

20130916-233805.jpg

Si vas acompañado de niños o te interesa especialmente el avistamiento de aves, te recomendamos una parada en la Laguna de Massó, laguna artificial creada en su día para dar servicio a las fábricas, hoy lugar de encuentro de numerosas aves como ánades, garzas y ocas. Puedes localizarla desviándote a mano derecha por un camino semioculto a la altura de la Playa del Medio, la tercera playa, justo detrás de un edificio que fue hasta hace algunos años el matedero municipal.

No dejes de visitar el Museo Massó, en Bueu, para saber más cosas sobre esta familia de emprendedores catalanes dedicados primero a la salazón y luego a la industria conservera.

Si te interesan estas y otras rutas turísticas y gastronómicas sigue las últimas novedades de nuestro blog, pinchando aquí Lares&Mares

Ruta de tapas en Cangas

Cuando se trata de desconectar e intentar hacer cosas diferentes solo, con amigos o familia, pueden ser múltiples las opciones que tenemos a nuestra disposición, no siendo necesario hacer muchos kilómetros en coche para disfrutar de un día diferente.

La Península del Morrazo es uno de esos espacios que hoy te animamos a recorrer en este nuevo post, ya que además tendrás posibilidad, si vienes desde Vigo, de acercarte en barco a alguna de sus bonitas villas marineras, lo que hará doblemente interesante el paseo.

Vamos pues a presentarte tres propuestas lanzadas en tres post, que harán que te olvides del coche por un día para zambullirte en la villa marinera de Cangas, recorrer alguno de sus senderos costeros, su gastronomía más salada, su casco antiguo y sus zonas rurales más verdes repletas de molinos de agua y sus buenas dosis de misterio.

Para ello sólo tendrás que acercarte a la estación marítima de Vigo y enrolarte en el barco que a modo de autobús marítimo cruza la Ría de Vigo, en tan sólo 20 minutos habrás llegado a tu destino.

Es probable que conozcas bien las numerosas playas del Morrazo, pero estamos seguros que nuestras propuestas, ideales para realizar en cualquier época del año, te ayudarán por otra parte, a estirar un poco las piernas y a pasar un día diferente.

Así que ponte cómodo, activa todos tus sentidos y prepárate porque zarparpamos……

  Puerto de Vigo

1. PROPUESTA: GASTRONOMÍA

Si como a la gran mayoría, lo que te atrae es la gastronomía, vamos pues a exprimir todo el sabor de esta bonita villa marinera a través de una ruta de sabor no exenta de interés cultural. La gran mayoría de los locales ofrecen tapas gratis con la bebida, pero si tu interés por la cocina va más allá, te sugerimos algunos de los locales que más nos gustan y algunas de las especialidades de cada uno de ellos

Empieza cruzando la calle situada enfrente la estación marítima, sube las escalinatas que se encuentran ligeramente a la izquierda del paso de peatones, te tropezarás con uno de los restaurantes más tradicionales y conocidos por la población local, visitantes y turistas, Casa Macillos, el  lugar perfecto para irte impregnando de los sabores de la Ría. Sugerimos su raya frita o en caldeirada.

  Vieira Casa Macillos

Tómatelo con calma y cuando termines dirígete a la izquierda para subir a la Plazoleta do Costal, curiosea por sus callejuelas y fíjate en las peculiares casas de patín, hogares que pertenecieron a las familias marineras, caracterizadas por su escalera exterior que comunica la calle con la parte superior de la casa. Sube hasta la Plaza de Síngulis y deléitate un rato con su cruceiro.

¿Te apetece otra tapa?, pues allí muy cerca, siguiendo la calle Manuel Graña tienes la Taberna de O Jefe, una taberna muy especial, donde podrás disfrutar de las especialidades que día a día cuelgan en su colorida pizarra. Platos sencillos de elaboración casera y cocinados delante del cliente. Nos gustan sus mesas compartidas que animan a la conversación con otros clientes, su brocheta de rape y su sencilla pero sabrosa ensalada de tomate.

Pizarra de O Jefe

Siguiendo la misma calle llegarás a la también Taberna Dos Chata, todo está riquísimo, pero lo que más llama la atención es su tortilla de varias capas, impresiona nada más verla y pocos son los que se resisten a probarla, recomendamos también su revuelto de erizos.

Si vuelves un poco hacia atrás y bajas por la calle Pablo Iglesias te sugerimos una empanadilla en Los Toneles, probablemente las mejores empanadillas de la zona, pulpo, atún, bacalao, carne, sardinas…….¿cuál es tu relleno favorito para una empanadilla?

Taparía Los Toneles

Bajando esa misma calle, ya en la Avenida Vincenti, está la Tapería Martinus, uno de los lugares más modernos y animados de Cangas. Sus variadas tostas o sus mejillones en vinagreta son algunas de sus especialidades más sabrosas, pero son también los únicos que ofrecen tofu y seitán, ingredientes favoritos de vegetarianos lo que da valor añadido al local.

Sin apartarnos mucho de la zona, en la Calle del Arco, el Restaurante Tía Brígida puede ser una estupenda elección para saborear unas tapas o sentarse cómodamente en el interior de esta casa de piedra restaurada con muchísimo gusto en honor a la tía. Lo mejor, sus pescados frescos.

Restaurante Tía Brigida

Llegando ya a la iglesia principal de Cangas, está la Tapería O Portujés, agraciada con una de las mejores terrazas del Morrazo, un imprescindible que gusta a todos. Su pulpo con gambas merece ser probado, al igual que su empanada de grelos.

Siguiendo con la ruta y sin abandonar el casco antiguo podemos visitar la Tapería Octubre y probar sus croquetas, nos vuelven locos sus croquetas.

Muy cerca de allí, en la calle Sol, nos espera el famoso O Pelao, otro de los lugares que siempre está muy ambientado. David y su equipo dirigen con simpatía y habilidad este local, déjate recomendar por ellos, acertarán con todo lo que te ofrezcan.

Tapa O Pelao

Al final de la calle Sol pasando la Praza do Sinal, te espera otro clásico, Sol Poniente, con sus cazuelitas especiales y arroces que son quizás dos de sus mayores atractivos.

No finalizaremos nuestra gastroruta sin recorrer el paseo marítimo cangués, que arranca en la estación marítima para finalizar en la playa de Rodeira. Un bonito paseo salpicado también de lugares de buen comer, dos buenos ejemplos son el Restaurante Trébula, con las propuestas más innovadoras de nuestra cocina y una variada carta de vinos, perfecto para poder realizar una parada sin dejar de mirar al mar en su estupenda terraza, O Bruño, de cara también al mar y muy bien valorado por sus mariscos ó Casa Eladio.

Trébula

Disfruta pues de estas primeras propuestas!

Estela Portela
http://www.laresymares.com

Restaurante Trébula: una ventana al mar

Y por fin llegó el esperado momento de disfrutar de una apetecible cena en el Trébula. Si, por supuesto que ya  lo conocíamos, imposible vivir en Cangas y no saber que existe, ubicado en el pintoresco paseo de Rodeira y con unos grandes ventanales que invitan a contemplar la Ría de Vigo. Habíamos disfrutado ya de su bonita terraza durante el verano, en la que degustamos deliciosos menús del día, también habíamos probado sus riquísimas tapas maridadas con excelentes vinos, pero nos faltaba lo mejor, sentarnos cerquita de esas ventanas y deleitarnos con cada una de las secuencias que hacen que algunos de los lugares que visitamos sean especiales.

Así fue el menú:

Xurelo escabechado con oliva negra liofilizada. Nos encanta el escabeche, esa fórmula tan sabrosa y utilizada antaño para conservar los alimentos.

Zamburiñas a la plancha con aceite de cebollino y maíz. Otro producto común de nuestra Rías, esta vez aderezado con aceite de cebollino y con la peculiaridad añadida del sabor que aporta el  polvo de maíz,  que hace que se acelere el trabajo de  nuestras las papilas gustativas, dormidas en ocasiones por la escasez de ingredientes que aporten nuevos sabores.

Lubina con boletus edulis, ajetes y patata. Aprovechando que es ya  temporada de setas, el Boletus o lo que es lo mismo Porcini en Italia, tiene un sabor dulce y bien definido, también pueden consumirse durante todo el año deshidratado o en conserva.

Tostón prensado y toffe. Nos resultó especialmente sabroso y lo mejor su crujient textura, se trata de cochinillo deshuesado y prensado.

Tatín de manzana con helado de Grammy Smith. El tatín es una variante de la tarta de manzana, con las manzanas caramelizadas en mantequilla y azucar. Los postres del Trébula nos parecen merecedores de grandes elogios, es por ello que pondremos alguna foto más, destacando la labor del repostero y la inclusión de las frutas en  sus menús.

En términos generales, quedamos encantados con la cena, que acompañamos con una copa de los siguientes vinos: Rías Baixas (alvariño) “Oro Valei” 2010, un  D.O. Rueda (Verdejo) “Monte Blanco” 2011 y un D.O. Ribeira del Queilis “Reverse Six” de Winery Arts.

El trato correctísimo de las personas que forman parte del equipo Trébula hicieron que nos sintiéramos especiales, por lo que estamos deseando que nos presenten muy pronto esa estupenda idea de trasladar también a las noches un menú de calidad con un buen precio. Lograrán con esta iniciativa hacernos más llevaderas las largas noches de otoño/invierno.

Es una suerte para Cangas poder contar con restaurantes de este tipo, ya que apuestas como ésta no hacen más que revalorizar un destino como el nuestro a través de la gastronomía. No son muchos los lugares que se  atreven a ofrecer una cocina diferente, algo más vanguardista, ya que todo ello requiere una fuerte inversión en estructura y capital humano, además de  no ser en muchos casos, del gusto de una mayoría, acostumbrados quizás a platos menos innovadores pero más contundentes, por lo que lograr rentabilidad no es tarea fácil .  Pero nos atrevemos a decir que la riqueza de un destino gastronómico depende, como en otros casos, de su capacidad no sólo para crear oferta, sino también para variarla.

¿Tú qué opinas?

Septiembre un buen mes para iniciar un viaje

Viajar en septiembre es una idea que cada vez está siendo más valorada. Lamentablemente, no todos tenemos oportunidad de hacerlo, bien porque tenemos niños, porque los jefes no nos lo permiten o simplemente, es momento de ponernos las pilar y empezar a producir rápidamente por aquello de que hemos bajado el ritmo de trabajo durante los meses de julio y agosto . Sin embargo, este post va dedicado a todos esos afortunados que sí pueden disfrutar de un mes como éste o animar al resto a romper con el mito de “yo me cojo el veranito”.

Os vamos a contar algunas interesantes razones que quizás os animen a  iniciar un kik kat  durante esta época, ya que además de poder seguir disfrutando de  temperaturas veraniegas, nos encontramos con precios mucho más razonables y nos libramos de luchar por un espacio en la playa.

En nuestra pequeña gran península del Morrazo son 2 los eventos que ocurren a la par y que  no debéis pasar por alto:

  • La Romería de Darbo: una tradicional fiesta que tiene lugar alrededor de la capilla de Santa María, uno de los mejores ejemplos del barroco rural gallego, cuya construcción se remata en 1.733. La fiesta se inicia el día 6 de septiembre,  a la hora bruja, se hace el fuego y se ofrece una queimada,  que previene os aseguro, ante cualquier “mal de ollo”. Los amantes de las verbenas tendrán durante 4 noches consecutivas, ocasión de comer, bailar y disfrutar hasta altas horas de la noche. Muchos romeros, después de ver la danza típica, en la que mujeres ataviadas con llamativos sombreros de flores y hombres con largos pendientes bailan al son de una gaita, cubren con sus coloridas mantas y manteles los pequeños espacios que van quedando libres, para darse un banquete gastronómico y disfrutar en compañía de familiares y amigos. En este video podréis ver la ofrenda de flores que se le hace a la Virgen y los bonitos sombreros que lucen las mujeres que bailan la danza.

 

  • En Bueu, nuestra villa marinera vecina, tiene también lugar por esas fechas un evento que merece ser escrito en mayúsculas, donde los amantes del buen cine, tienen oportunidad de disfrutar “completamente gratis” algunos de los mejores cortos en los que participan países tan remotos como Malasia o Australia. Se trata del FICBUEU, un festival de cortometrajes con una andadura  de 5 años a sus espaldas. Un lugar de encuentro para todos los aficionados al 7 arte. Según sus promotores, la finalidad del mismo, no es otra que ayudar a la difusión y promoción del cine de cortos mundial, dada su escasa difusión pública. Las películas premiadas lo son por su originalidad en la búsqueda de nuevas formas de expresión, aunque también el público otorga un premio. El festival se clausura con la entrega de premios y la proyección de los cortos ganadores, para rematar la noche entre actores, directores, productores y público en el Aturuxo Bar, que abre las puertas de su magnífica terraza para ofrecer un estupendo picoteo con música en directo. Todo un lujo de detalles digno de ser agradecido.

 

Mientras tanto en Vigo, al otro lado de la Ría, se dan cita los amantes del marisco en La Fiesta del Marisco,  una gran nave, ubicada en el Puerto del Berbés, con una serie de negocios que se alinean con la intención de ofrecer los mejores mariscos a un precio más que justo. Muchos son los que se acercan allí para comprar mariscos y empanadas y  llevárselas a casa, otros aprovechan la visita a Vigo y deciden comer en el recinto ferial. Cualquiera de las dos opciones es buena.

 

¿Cuál es tu mes ideal para cogerte vacaciones?