Paseos a pie o en bicicleta por Gaia

Si te gusta caminar y dispones de algo más de 2 días para conocer la ciudad de Oporto, te vamos a recomendar un bonito paseo siguiendo el curso del rio Douro hasta su desembocadura en el Océano Atlántico, a qué suena bien?

Cormoranes en el Duero

Seguro que ya conoces Gaia y has probado el dulce vino de Oporto en alguna de sus bodegas más típicas, ya sabes entonces lo que es cruzar el puente Luís I. Pues bien, una vez lo cruces para llegar a Gaia, no tienes más que seguir el curso del rio a tu derecha y deleitarte con lo que te vas encontrando por su ribera.

Carpintería de barcos de madera en Gaia

En cuanto te alejas de su bulliciosa calle principal, repleta de vendedores ambulantes, chiringuitos que ofrecen billetes en algunos de los cruceros que navegan Douro arriba y abajo, bodegas, restaurantes y turistas, te encontrarás con un pequeño astillero de barcos de madera, se trata de SOCRENVAL, el último astillero del embarcaciones tradicionales en el Douro, y sí, si pasas durante un día de trabajo, podrás ver que hay  algunas personas trabajando laboriosamente en la construcción o reparación de los Rabelos, que son los barcos que transportaban los barriles desde el alto Douro, donde se encontraban los viñedos, hasta las bodegas.

pescadores en Gaia

Durante el paseo, verás también a algunos pescadores, no sé si realmente pescan o no, ya que acostumbro a hacer mi ruta de running por este lugar y nunca he visto una cesta con pescados. Como quiera que sea, son un buen número los aficionados a la pesca que se pasan horas entretenidos a ambos márgenes del Douro, esperando con paciencia a que pique algún pez, bajo la atenta mirada de los cormoranes, muy presentes también durante todo el paseo.

Casas Marineras de Gaia

Pasarás por debajo del puente de Arrábida, uno de los 6 que cruzan el rio Douro en la ciudad de Oporto, y unos metros más adelante estarás en tu destino, Sao Pedro da Furada, un pequeños pueblo de unos 3.568 habitantes muy ligado a las tradiciones marineras. El 29 de junio celebra con pompa la festividad de su patrón, paseando a sus santos seguidos por fieles ataviados con trajes típicos. Es tradición comer sardinas asadas acompañadas de pan de maíz, aquí llamado Broa de Avintes, probablemente la más afamada de Portugal.

Brocheta de pescados en Gaia

Sao Pedro da Furada y sus casas decoradas de coloridos azulejos, algunas con imágenes del santoral o motivos marineros, te va a encandilar como nos ocurrió a nosotros, además, si llegas a la hora de comer no te faltarán opciones para disfrutar de su oferta gastronómica, con menús que ofrecen lo que la gente va allí a buscar, producto del mar.

Merodeamos por las calles vecinas embriagados por el olor a pescado y calamar a la brasa, siguiendo la estela olfativa llegamos a Taberna de Sao Pedro, y entusiasmados por su pintoresco aspecto, su bullicio y sobre todo por su extraordinario olorcillo, cuando nos dimos cuenta ya estábamos sentados en una mesa exterior dispuestos a saborear alguna sencilla exquisitez.

San Pedro da Furada, Gaia

Pedimos una espetada de lulas con gambas, que vino acompañada de pan de maíz y ensalada, y aquí va nuestro consejo, solicitar siempre la carta, es costumbre en Portugal (aunque no nos ocurre desde hace tiempo) poner entrantes como aceitunas, quesos, mantequilla, que aún no habiéndolos pedido, formarán parte de la cuenta. Qué majos dices al principio, cuánto detalle, hasta que te percatas de que te la han metido doblada. Pues bien, en la pintoresca Taberna de Sao Pedro, son tan majos que ni te traen la carta, ellos recomiendan y tú pides, pagando en principio un precio un tanto elevado por el pan (1,50€ para una persona) y la ensalada (2,00€ para una persona), con una caña hizo un total de 15€. Teniendo en cuenta que los menús de la zona rondan entre 6,5€ y 10€, creemos que la relación calidad-precio no se ajusta a las expectativas.  El pan malísimo, que ya es difícil que te den un mal pan en portugal y los calamares nada del otro mundo, el único voto a favor se lo otorgamos a la ensalada, por los pimientos asados escondidos entre las hojas de lechuga que le otorgaban un saborcillo especial.

Paradojas de la vida, lo barato a veces sale caro, creo que todos sabemos bien de lo que hablo.

Otra de las cosas que llama la atención en cuanto te acercas al pueblo es el lavadero popular, en el que muchas mujeres siguen lavando ropa a diario, resistiéndose a abandonarlo porque aseguran que la ropa lavada allí queda mucho más limpia que en cualquier lavadora. Incluso hay un gran espacio en frente para poner la ropa a secar.

IMG_7972

Sigue nuestras noticias en twitter @espof y recuerda que podemos ayudarte a planificar tu viaje a Galicia y Norte de Portugal.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s