Tomates y Pimientos, habelos hailos, también en Galicia

Cuando se habla de gastronomía gallega en términos generales, suele asociarse casi siempre al marisco y al pescado. Es bien cierto que es lo primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en Galicia, aunque todos los que aquí vivimos o venimos con frecuencia sabemos que podemos hablar sin temor a meter la pata que la cocina gallega implica mucho más.

Las carnes cobran cada vez más popularidad, gracias a las múltiples fiestas gastronómicas que van asociando el nombre de Galicia a este producto, certificadas además con IGP´s que garantizan su calidad, trazabilidad y evitan duplicidades.

Iñaki Bretal, Eirado da Leña

Pero son quizás los productos de la huerta, los que están probablemente revolucionando cada día más el panorama gastronómico. Cocineros españoles de la talla de Rodrigo de la Calle y su Revolución Verde, están poniendo de moda algo que pedía a gritos salir de la tierra para ser degustado, valorado, admirado por mérito propio y no como simple adorno secundario de platos donde el protagonismo se lo llevaban siempre otros alimentos.

La gastrobotánica del reino vegetal ha venido para quedarse, cada vez somos más los que reclamamos la posibilidad de comer “verde” y tener otras opciones más apetecibles que las socorridas ensaladas mixtas, de la casa o tropicales. No hay que olvidar que no sólo los vegetarianos y veganos gustan de este tipo de alimentos, puede que muchos de nosotros en algún momento al mirar la carta  de un restaurante hayamos pensado, vaya, otra vez el binomio pescado-carne.

Ahora que el turismo internacional está incrementando su paso por nuestra región, es recomendable pensar que dichas corrientes turísticas están formadas por un pequeño pero nada desdeñable porcentaje de personas que no comen carne ni pescado. Pensemos además en todas aquellas que han desarrollado algún tipo de intolerancia alimentaria, ¿está nuestro restaurante preparado para atender a todas ellas?

A Horta de Narón, plato elaborado por Iñaki Bretal

Casa día se incrementa el número de restaurantes que intentan dar cobijo a este nicho, ávido por probar cosas nuevas, sabrosas y heterogéneas, elaboradas con alimentos que no proceden del reino animal; hoteles muy chic para los fans de la comida verde; sin olvidarnos de los destinos turísticos buscados por estos grupos, que además de gran atractivo paisajístico, disponen de una amplia gama de establecimientos donde degustar una variada selección de los mismos.

Prueba de ello es el show cooking que Iñaki Bretal del restaurante Eirado da Leña en Pontevedra realizó  con los “verdes” de Cooperativa de Val, en este caso dos de sus productos estrellas: el Tomate Negro de Santiago y el Pimiento de Couto.

Iñaki realizó una presentación magistral para invitados y clientes a las puertas de su restaurante, donde tuvimos el gran placer de ver en acción a este cocinero del Grupo Nove,  y disfrutar saboreando algunas de sus creaciones con productos del agro gallego que además ayudan a la generación de riqueza y a combatir la despoblación rural.

Tortilla española de pimientos y flor de pimiento, elaborada por Iñaki Bretal

El cocinero resaltó también el característico sabor de estas dos especies, recuperadas gracias a la labor de agriculturores e investigadores que conocen la demanda del mercado y generan nuevas producciones que ayudan a poner en valor el suelo agrario rural.

Algunos de estos platos se podrán probar en el restaurante Eirado da Leña durante la temporada de producción. Para opciones vegetarianas o veganas es necesario realizar petición previa.

No te pierdas nuestras novedades en twitter y si te apetece una ruta gastronómica recuerda que te ayudamos a organizarla, pincha aquí para contactar.

Anuncios