Prado viejo, el restaurante de Moaña

Tino Eiroa se empeña en definir su cocina como  una cocina sin pretensiones,  si ese es su deseo que así sea, pero un restaurante que desde el 2007 es mencionado en la Guía Michelín, es a nuestro parecer, motivo suficiente de orgullo y compromiso para seguir manteniendo año tras año el grado de calidad.

La apertura del Prado Viejo está muy vinculada a la construcción del puente de Rande, inaugurado en el 78  con el  fin unir Vigo con la Península del Morrazo, y es que antes que restaurante fue pensión, lugar donde se alojaban los trabajadores que durante varios años se dedicaron a su construcción. Fueron ellos los que en parte, animaron a sus propietarios a abrir un local adicional donde comer.

IMG_2772IMG_2756

De esos tiempos quedan todavía ciertas recetas, recetas que Fran, el cocinero del Prado, sigue elaborando como el tesoro mejor guardado del lugar. Y lo son, porque mucha de la materia prima que se emplea en la cocina,  procede del huerto que todavía conservan para ofrecer a sus clientes un producto con todo el sabor de la huerta más cercana. Es precisamente, en honor a alguno de esos huertos la elección de un nombre así de bucólico para su restaurante y el que es ahora también hotel.

IMG_2778IMG_2761

Conseguir charlar con Tino es siempre interesante, sobretodo cuando la conversación deriva hacia temas que de verdad le apasionan como  el vino y la gastronomía, no en vano todos sus platos tienen una historia y es realmente apasionante escucharlo narrándola.

Es posible que entres con la idea de comer algo en particular  y sea capaz de convercerte para que pruebes otra cosa, nuestro consejo es que le hagas caso. La mejor opción es decantarse por sus miniplatos, un variado elenco de productos en los que además de los alimentos más clásicos de la cocina gallega, hay una clara apuesta a por las recetas verdes heredadas de la cocina de su padre, al que todavía puedes encontrate merodeando entre fogones. Guisantes, alcachofas…..son a nuestro parecer algunos de sus miniplatos estrellas, pequeñas porciones excelentemente presentadas para saborear con lentitud y  acompañar por otro de los puntos fuertes del lugar, sus vinos, vinos que Tino se esfuerza en buscar por toda la geografía española, para ofrecer a sus clientes una oferta variada, original y con una excelente relación calidad precio. Nos pareció también original poder compartir platos fuertes, sin correr el riesgo de que se caiga un trozo de solomillo o de lubina sobre el mantel.

IMG_2752IMG_2749

Buen producto, buen menaje y mobilario, son en definitiva claves de las  que al Prado Viejo le gusta presumir, pero sin pretensiones, no lo olvidemos. En la variación está a veces el gusto y las nuevas tendencias gastronómicas así lo indican, por lo que no deja de ser un lugar en el que poder degustar lo más fresco de la Ría y de la Huerta.

IMG_2779

El ambiente del lugar podría mejorar notablemente con ciertos toquecillos, que no tienen por que ser hechos por el equipo de Chicote, que lo harían sin duda, un lugar más cálido e ineludible para una cita gastronómica en Moaña o  para saborear alguno de los combinados que sabe hacer estupendamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s