Don Chiringo en Vigo, un restaurante de nota

Tenía tantas ganas de visitar Don Chiringo que cuando por fin llegó el gran día y entré por su puerta, pensé,  no sé bien decir porqué, que me había equivocado de lugar, no sé, fue como la sensación de haberme metido en un espacio privado, casi, como entrar en el comedor de una casa particular.

Perdón, es el restaurante Don Chiringo? y el señor que tan bien nos recibió con una abierta sonrisa contestó: !este es!, se trataba de Santiago, padre y asesor gastronómico de la cocinera.

Mientras esperaba a la que iba a ser mi compañera de mesa, Santiago me preguntó si me gustaba el vermouth, supongo que tenía todavía cara de sorprendida y el buen hombre quería hacer todo lo posible porque me sintiera cómoda. !Claro, me encanta! y me ofreció, un Perucchi¿pardon me? otra vez cara de susto, menos mal que pronto me explicó de qué se trataba. !Es que tengo una reunión importante a la que acudir después de la comida y no quiero pasarme con el alcohol!. Demasiado tarde, ya Santiago se acercaba con una copa,  tan bien presentada que me fue imposible decir que no, una copa ancha en su boca,  delicada, con la rodajita de naranja perfectamente enclavada en el borde, así que me dije, relájate y disfrútala. Por lo que me entregué con todos mis sentidos a saborear aquella estupenda bebida. Perucchi, el vermouth que lleva encandilando adeptos desde el  siglo XIX y que ahora, en pleno siglo XXI me encandila también a mí.

Perucchi

Las sorpresas no se hicieron esperar, para acompañar al Sr. Perucchi, Santigao se acercó con  una tapa de bacon presentado en lata de conserva, una idea original para la presentación de pequeños bocados gastronómicos, que hemos visto ya  en otros lugares, pero nos sigue llamando la atención, quizás por ese cariño que los gallegos tenemos a la conserva de pescado, que hace que al menor imprevisto solucionemos una comida con ¿y si abrimos unas latas?.

Bacon en lata

Y mientras me iba sintiendo cada vez más cómoda y ya casi como en casa charlando con Santiago sobre el Sr. Perucchi, llegó nuestra compañera de mesa. Ella, que había frecuentado ya el lugar en más ocasiones, optó con mi beneplácito por  la selección de tapas. Una excelente elección, ya que disfruté de cada una como si se tratase de la última, porque comer en lugar así, en el que la presentación de la cómida es tan importante como el propio sabor de sus ingredientes, es algo que no se hace todos los días.

Foie con almendras y salsa teriyaki Empanada de pulpo con tetilla y emulsión de aceite con pimiento IMG_2268 Jamón asado en su salsa con judias Tarta de queso

La labor de Arantxa Costas cocinera y gestora de este proyecto, es reconocida ya por muchos expertos en materia gastronómica, al igual que el particular nombre de su restaurante, mencionado en guías y blogs gourmets, copiado sin tapujos del que en su día fue el chiringuito de playa de sus padres.

Otro de sus puntos fuertes es la realización de talleres de cocina de lo más interesantes para cocinitas amateurs o profesionales que busquen añadir un punto de creatividad a cada uno de sus platos.

Supongo que como a tí, me encanta la idea de que me sorprendan cuando visito un restaurante,  sacar mi cámara, mi cuaderno de notas y apuntar todos esos detalles que me llaman la atención, es la buena señal. Don Chiringo lo ha conseguido,  ya lo decían buenas lenguas…

Podría decir mucho más, pero creo que las fotos hablan por sí solas. ¿Qué te parecen?

Anuncios

3 thoughts on “Don Chiringo en Vigo, un restaurante de nota

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s