Restaurante Trébula: una ventana al mar

Y por fin llegó el esperado momento de disfrutar de una apetecible cena en el Trébula. Si, por supuesto que ya  lo conocíamos, imposible vivir en Cangas y no saber que existe, ubicado en el pintoresco paseo de Rodeira y con unos grandes ventanales que invitan a contemplar la Ría de Vigo. Habíamos disfrutado ya de su bonita terraza durante el verano, en la que degustamos deliciosos menús del día, también habíamos probado sus riquísimas tapas maridadas con excelentes vinos, pero nos faltaba lo mejor, sentarnos cerquita de esas ventanas y deleitarnos con cada una de las secuencias que hacen que algunos de los lugares que visitamos sean especiales.

Así fue el menú:

Xurelo escabechado con oliva negra liofilizada. Nos encanta el escabeche, esa fórmula tan sabrosa y utilizada antaño para conservar los alimentos.

Zamburiñas a la plancha con aceite de cebollino y maíz. Otro producto común de nuestra Rías, esta vez aderezado con aceite de cebollino y con la peculiaridad añadida del sabor que aporta el  polvo de maíz,  que hace que se acelere el trabajo de  nuestras las papilas gustativas, dormidas en ocasiones por la escasez de ingredientes que aporten nuevos sabores.

Lubina con boletus edulis, ajetes y patata. Aprovechando que es ya  temporada de setas, el Boletus o lo que es lo mismo Porcini en Italia, tiene un sabor dulce y bien definido, también pueden consumirse durante todo el año deshidratado o en conserva.

Tostón prensado y toffe. Nos resultó especialmente sabroso y lo mejor su crujient textura, se trata de cochinillo deshuesado y prensado.

Tatín de manzana con helado de Grammy Smith. El tatín es una variante de la tarta de manzana, con las manzanas caramelizadas en mantequilla y azucar. Los postres del Trébula nos parecen merecedores de grandes elogios, es por ello que pondremos alguna foto más, destacando la labor del repostero y la inclusión de las frutas en  sus menús.

En términos generales, quedamos encantados con la cena, que acompañamos con una copa de los siguientes vinos: Rías Baixas (alvariño) “Oro Valei” 2010, un  D.O. Rueda (Verdejo) “Monte Blanco” 2011 y un D.O. Ribeira del Queilis “Reverse Six” de Winery Arts.

El trato correctísimo de las personas que forman parte del equipo Trébula hicieron que nos sintiéramos especiales, por lo que estamos deseando que nos presenten muy pronto esa estupenda idea de trasladar también a las noches un menú de calidad con un buen precio. Lograrán con esta iniciativa hacernos más llevaderas las largas noches de otoño/invierno.

Es una suerte para Cangas poder contar con restaurantes de este tipo, ya que apuestas como ésta no hacen más que revalorizar un destino como el nuestro a través de la gastronomía. No son muchos los lugares que se  atreven a ofrecer una cocina diferente, algo más vanguardista, ya que todo ello requiere una fuerte inversión en estructura y capital humano, además de  no ser en muchos casos, del gusto de una mayoría, acostumbrados quizás a platos menos innovadores pero más contundentes, por lo que lograr rentabilidad no es tarea fácil .  Pero nos atrevemos a decir que la riqueza de un destino gastronómico depende, como en otros casos, de su capacidad no sólo para crear oferta, sino también para variarla.

¿Tú qué opinas?

Anuncios

2 thoughts on “Restaurante Trébula: una ventana al mar

    • espof

      Seguro que en su nueva carta incorporarán algo para los vegetarianos, a nosotros también apostamos por esa opción, ya que muchas veces apetece una alternativa al pescado o la carne.
      Gracias por tus comentarios Araceli.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s