Descubriendo el alvariño: Condado de Tea

El pasado 26 de mayo tuvo lugar una jornada de puertas abiertas en la Ruta del Vino Rías Baixas, en la que participaron bodegas, restaurantes y otro tipo de establecimientos con el fin de acercar la cultura del vino a todo aquél que muestre cierto interés por conocer un poco mejor la calidad de nuestra uva, con la que se producen  nuestros magníficos alvariños.

A nosotros, que nos encanta el vino, una ocasión como esta es la ideal para ir conociendo otras comarcas cercanas Al Morrazo. Esta vez decidimos visitar la zona del Condado de Tea, zona con muchísimo potencial turístico, no sólo por su belleza paisajística y su importancia gastronómica, sino por el creciente interés del turismo enológico, ya que está integrada dentro de la Ruta do viño Rias Baixas.

En Arbo visitamos el Centro de Interpretación del vino y la lamprea, un lugar decorado con mucho gusto, ideal para pasar un rato y documentarse muy bien sobre este pescado que pasa su vida entre el rio y el mar. La lamprea es muy apreciada en esta zona, debido a su sabrosa carne, alabada ya  por los romanos. Ni que decir tiene que os recomendamos probarla, como dicen por aquí, o “te gusta” o “no te gusta”. Sinceramente su aspecto no es agradable, parecida a las anguilas, pero sin boca, pasan casi 4 años en estado de larva en el rio, hasta que maduran y buscan el mar, donde permanecen como parásitos de grandes especies como tiburones, bacalaos, hasta que regresan al rio donde nacieron para proceder al desove y morir. Se prepara también seca, como el bacalao. Esta fiesta declarada ya de interés turístico se celebra a principios de mayo.

El margen derecho del rio Miño es el que domina parte del paisaje, otro rio importante marca y da nombre a la zona, el rio Tea. Ambos rios son aptos para el desarrollo de actividades de turismo activo, lo que incrementa su gran potencial turístico. Viñedos y cerezos son en esta época del año protagonistas absolutos del paisaje.

La primera bodega que visitamos Pazos de Lusco, está ubicada en un terreno privilegiado, donde además de encontrarse la nueva bodega, existe un antiguo pazo, que podría ser rehabilitado en el futuro para poder realizar diferentes eventos vinculados al mundo del vino. Pablo Tascón, enólogo de la bodega, nos explicó el gran potencial de sus vinos, con él paseamos entre viñedos y catamos dos de sus excelentes alvariños 100%.

  Visitamos a continuación la bodega Eidosela, una bodega joven, explotada en régimen cooperativista, una apuesta por la innovación y el emprendimiento, que se palpa tanto en el cariño con el  que uno de sus socios, José Antonio García, nos enseña la bodega, como en el etiquetado de sus botellas, puro arte. No hay más que echar un vistacito a su web, para comprobar su vinculación entre arte y vino. A pesar de su juventud han conquistado ya alguno que otro premio. Nos han invitado a participar en la vendimia, ¿te gustaría vivirla a tí también?. Prepárate porque a finales de agosto o principio de septiembre allí estaremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s