Portugal tan cerca tan rico

Los que ya nos conocéis sabéis que nos encanta Portugal, ahora que vivimos tan cerca (a menos de 1 hora de O Morrazo), aprovechamos cualquier ocasión para desplazarnos hasta el país vecino y disfrutar de toda su esencia.

Para degustar un buen bacalao, preparado de una manera simple pero muy sabrosa, basta con acercarse hasta Tui, cruzar el puente sobre el río Miño  y entrar en alguno de los  pequeños restaurantes de Valença do Miño. Ambas ciudades están hermandas y realizan además diversos proyectos comunes de colaboración. Esta vez nos lo comimos frito, acompañado de patatas cocidas y probamos también este con broa (pan de maíz).

             

Aún siendo época de Lamprea y siendo muchos los restaurantes de la zona del Miño que la ofrecen en España y Portugal, no nos hemos atrevido de momento a probarla, es cierto que dicen que es muy sabrosa, pero no nos hizo mucha gracia la idea de que nos la cocinaran en casi todos los lugares en su propia sangre, nos dio un poco de…. ¿repelús?.

Los quesos son también una buena opción para comer a modo de entrante, pero ojo, elige bien el queso, que no te den quesitos el caserío como nos pasó a nosotros y te cobren 3€ por ello, más que nada por la cara de tonto que se te quede al pagar. No es un problema de idioma, está claro, sino de dar ciertas cosas por hecho, como no preguntar de qué tipo de queso se trata.

Este de la foto es un verdadero queso portugúes, tipo cremoso. ¿Sabías que  en Portugal existen varias denominaciones de origen, siendo un plato importante en la gastronomía del país?, supongo que el queso holandés tipo “caserío” no forma parte de ninguna de ellas.

En Valença, no podemos perdernos la visita a La Fortaleza, un núcleo de mucha actividad comercial, rodeado de una fortificación de piedra que se prepara para obtener la calificación de Patrimonio de la Humanidad.

Los amantes del senderismo y la bicicleta, pueden disfrutar de un bonito paseo por una antigua vía verde rehabilitada, para recorrer durante unos 17 kilómetros la ribera del río Miño entre viñedos de la denominación Viño Verde y Albariño, blancos ideales para maridar con pescados. Además, al ser una antigua vía de ferrocarril, su paso por pequeños pueblos y minúsculas estaciones de tren decoradas con el  azulejo azul tan típico de muchas construcciones portuguesas se hace obligatorio. El camino termina muy cerca de otra preciosa ciudad portuguesa Monçao, lugar muy frecuentado por su balneario, ocupado desde hace años en calmar dolores musculares y fomentar el relax de todos sus bañistas, debido a los beneficios de sus aguas mineromedicinales.

Otra particularidad portuguesa que nos vuelve locos son sus dulces, especialmente los pasteles de Belén, pastelillos de hojaldre rellenos de nata que nunca nos perdemos cuando visitamos este país.

Siguiendo en dirección a la Sierra de la Peneda, a una hora de viaje en coche desde Monçao, podemos llegar al Santuario de Nuestra Señora da Peneda , ubicado en el Parque Nacional de Peneda-Gerês, una maravilla arquitectónica que no pasa desarpercibida por el viajero. Desde allí los amantes del senderismo podrán realizar rutas increibles, para disfrutar del entorno y pisar los restos de la via romana que unía Braga con Astorga. Unos bocatas después de la caminata y una cervecita “sagres”, os ayudarán a recuperar fuerzas.

Arriba en plena sierra,  si bien el bacalao sigue siendo un plato de los favoritos, nosotros nos decantamos por otra de sus grandes especialidades, Cabrito O Forno, no sin antes probar unos “afumados” de la ganadería local, acompañados con un viño verde de la zona, esta vez tinto,  un poco fuerte para nuestro gusto, preferimos el blanco, pero la ocasión así lo requería.

 

Viajamos hasta la Sierra en Semana Santa, por lo que pudimos degustar además los típicos dulces de esta temporada, como el Pan de Lo, algo similar a nuestro roscón de pascua y otras delicatessen dignas de destacar, como las pastas que adornaban los escaparates de las pastelerías y este pan de maíz relleno de pasas y nueces.

              

¿Conoces algún restaurante que nos puedas recomendar en la zona norte portuguesa?. Hemos visitado El Convento dos Capuchos y pensamos que puede ser una buena opción gastronómica, nos pareció un sitio precioso. ¿Lo conoces?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s