Es hora de salir a pescar

Ya hemos visto como las redeiras, Artesanas del Mar, reparan los aparejos, ahora nos toca saber qué se hace con ellos una vez listos.

En el mismo muelle está ya atracado el barco, viene con toda su tripulación, ya que cargar los aparejos no es tarea fácil, a pesar de la ayuda de poleas electrícas como la de la foto y de gruas en los mismos barcos. Pensar que un aparejo del cerco puede llegar a medir hasta 1 km.

Una vez enganchado el aparejo a la polea, los mariñeiros y las redeiras ayudan a  cargarlo  o descargarlo, tirando un poco de la red y ordenándola de la mejor forma posible para evitar enredos. Las mallas que sufren agujeros se marcan con un nudo, para facilitar así el trabajo de reparación, imaginaros entre tantos metros de red encontrar esos pequeños agujeros por donde se pueda escapar el pescado, imposible si no se marcara de alguna manera.

Este tipo de barcos suele parar su actividad durante dos meses en invierno, ya que necesitan un mantenimiento exhaustivo, no sólo poner a punto sus aparejos, sino también revisar la mecánica y dejarlo en condiciones para viajar al Páis Vasco, donde permanecerán dos meses pescando anchoa.

Ya en la Rías Baixas, sus capturas más importantes serán la sardina, jurel y caballa.

Gracias a estos marineros de Cesantes, triupulación del Tribal por dejarnos participar en esta interesante tarea, y en especial a sus armadores Arturo y Santiago Iglesias.

Anuncios

2 thoughts on “Es hora de salir a pescar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s